Tomas Gálvez presenta denuncia constitucional ante el Congreso contra Fiscal Supremo Pablo Sánchez por presuntamente favorecer a Odebrech

El fiscal supremo Tomás Aladino Gálvez interpuso una denuncia constitucional contra su homólogo y exfiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde, por presunta infracción a sus funciones contempladas en la Constitución y que estarían vinculadas con las investigaciones Odebrecht Los Cuellos Blancos del Puerto.

Gálvez Villegas es actualmente investigado penalmente por su presunta participación en la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto y también es sujeto de un proceso disciplinario ante la Junta Nacional de Justicia (JNJ).

La investigación penal está a cargo del fiscal supremo Pablo Sánchez, de la Primera Fiscalía Suprema Penal.

En su informe N° 01-2020-MP-FN-1FSP(INV 169-2018), elevado en febrero último ante la Fiscalía de la Nación, Pablo Sánchez indicó que habían indicios para atribuirle a Tomás Gálvez los presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias, patrocinio ilegal y cohecho activo específico por su presunta pertenencia a la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto.

Denuncia de Tomas Gálvez contra el fiscal supremo Pablo Sánchez

-Sobre el Caso Odebrecht-

En el documento, de 60 páginas, ingresado ante el Congreso de la República, Tomas Gálvez reseña supuestos actos que serían sancionados penalmente y constitucionalmente. La denuncia deberá ser evaluada por la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales que aún no se instala y que será presidida por Luis Roel (AP).

Según la denuncia, el fiscal supremo Pablo Sánchez, habría usado su cargo como exfiscal de la Nación para favorecer a la empresa Odebrecht luego que se conocieron las declaraciones del exdirector de dicha empresa en nuestro país, Jorge Barata, donde se involucraba a empresarios y funcionarios.

“Ocultó información para evitar investigar a Susana Villarán y otros funcionarios cuando Jorge Barata proporcionó información en contra de estos funcionarios. Obviamente, ello lo hacía con la finalidad de evitar que se inicie una investigación en cuya secuela se tenía que comprender a la empresa Odebrecht”, sostiene Gálvez en el documento.

Entre los presuntos actos por los que se denuncia a Sánchez Velarde, se indica que habría removido al fiscal Ricardo Rojas, quien investigaba a la exprimera dama Nadine Heredia y quien recibió las primeras informaciones del Caso Odebrecht.

Luego, dice Gálvez, se habría nombrado irregularmente al fiscal Rafael Vela Barba como jefe del Subsistema de Investigación de delitos de Lavado de Activos.

Incluso, asevera Gálvez, “el fiscal Pablo Sánchez ha procedido a proteger a estos fiscales para que continúen a cargo de estas investigaciones y presuntamente protegiendo y encubriendo a dicha empresa, llegando inclusive a apoyarlos decisivamente para que no concurran a la Junta de Fiscales Supremos cuando esta los citó”.

Incluso, menciona Gálvez, también se ha involucrado al fiscal supremo Pedro Chávarry, con un presunto encubrimiento a la empresa Odebrecht.

-Sobre los Cuellos Blancos-

Según la denuncia de Gálvez, el punto más crítico de la “persecución” contra su persona y Chávarry, se dio con el caso Los Cuellos Blancos del Puerto. Esto, con la finalidad de que se “convierta en una cortina en humo” para encubrir y poner a salvo a Odebrecht .

Afirmó que para ello, habría influenciado a las fiscales provinciales del Callao que investigaban a un grupo de funcionarios de mínima jerarquía pata que incluyeran a los fiscales y jueces supremos dentro de la organización.

“Pablo Sánchez aprovechando la gran ascendencia que tenía sobre las fiscales provinciales del Callao que estaban investigando a la organización los Cuellos Blancos, instruye y solicita a la fiscal Sandra Castro el Informe N° 01-05-2018-MP-FN, de fecha 15 de agosto del 2018 (Doc. N° 9), con el cual, falseando la realidad, se involucró a mi persona y otros magistrados supremos como miembros de dicha organización criminal”, sostuvo.

Fiscal Sandra Castro, quien investiga a la organización ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’

Por ello, calificó de “fraudulento” el informe que recoge la versión de un aspirante a colaborador que habría señalado: “Que la organización habría tenido interés en lograr posiciones de poder en el Ministerio Público, para ello se debía impedir la reelección de Pablo Sánchez como Fiscal de la Nación y elegir indebidamente a Gonzalo Chávarry”; y que contaban para tal propósito con mi persona, con Chávarry y con Rodríguez Monteza.

Finalmente, aseveró que al término de su gestión como fiscal de la Nación, Sánchez Velarde, no tenía competencia para investigar al fiscal supremo Pedro Chávarry, cuando este asumió el mismo cargo.

“Pablo Sánchez no tenía competencia para asumir estas investigaciones aun cuando Chávarry equivocadamente se las derivó a él; pues, la Ley N° 27399, concede esta facultad exclusivamente al Fiscal de la Nación, no a cualquier Fiscal Supremo”, alegó.

-No existe asidero en la denuncia-

Según Gálvez, el fiscal Sánchez habría realizado diversas conductas que contravienen directamente las normas constitucionales, así como el bloque de constitucionalidad integrado por le Ley Orgánica del Ministerio Público.

Entre ellos, la infracción al artículo 39° de la Constitución Política del Estado en el que se indica que “todos los funcionarios y servidores públicos están al servicio de la Nación” y “velar por la independencia de los órganos jurisdiccionales y por la recta administración de justicia”.

Sin embargo, para el exfiscal supremo adjunto Víctor Cubas Villanueva, la denuncia de Gálvez Villegas contra Sánchez, “no tiene asidero”.

“Es una denuncia que no tienen ningún fundamento real. Es una reacción desesperada de la persona que usted me está indicando, que está sujeta a investigación por cargos que no los ha formulado el fiscal Pablo Sánchez, por cargos que surgen de una investigación a una organización criminal y como consecuencias de que aparece en unos audios investigados en el marco de una organización criminal”, sostuvo.

Recordó que Sánchez Velarde realizó una investigación por disposición de la actual fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, en un determinado momento.

“Entonces, lo que pretende este fiscal con la denuncia es tratar, por un lado, de dilatar el trámite; y por otro lado, desprestigiar al fiscal Pablo Sánchez, y tratar de crear una situación de confusión ante la opinión pública; cuando él debe defenderse con los argumentos que le da la ley y no denunciando a otra persona”, sostuvo.

Lamentó que Gálvez Villegas recurra a “argumentos que utilizan los delincuentes comunes que no dudan en denunciar a las autoridades que los investigan, pretendiendo de esa manera distraer la atención y ganar tiempo para sus objetivos”.

Reiteró que “no se trata de una persecución” de parte del fiscal Sánchez; ya que este no le ha atribuido los cargos, sino que surgen de una investigación a una organización criminal.

“Esa denuncia no tiene ningún asidero y de seguro que en su momento va a ser remitido al archivo que es el lugar donde le corresponde”, concluyó.

Fuente> El Comercio

Síguenos en facebook como Magazín Jurisprudencial y entérate de la más reciente y relevante jurisprudencia

Entrada anterior
SUNAFIL aprueba el protocolo sobre el ejercicio de la inspección del trabajo, dentro del marco de la declaratoria de emergencia sanitaria
Entrada siguiente
Consejo Ejecutivo dispone con carácter obligatorio y prioritario el trabajo remoto del personal administrativo y jurisdiccional ▎RESOLUCIÓN ADMINISTRATIVA N° 000069-2020-P-CE-PJ

Noticias Relacionadas

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú